La ciencia sólo habla en inglés

Desde pequeños quieren ser científicos, pero no solo tienes potenciar ese aspecto es importante que aprendan otros idiomas como el ingles, para mas información visita https://www.kidsandus.be/fr/cours/.

La ciencia está en constante avance, compartiendo resultados con la suma de esfuerzos para construir una gran pirámide del conocimiento con ladrillos que fabrican los investigadores en cualquier parte del mundo. La comunidad científica no entiende las barreras de idiomas, no le interesan. La ciencia solo habla en inglés. A pesar de haber tenido una somera formación en el inglés académico británico Santiago Grisolía, discípulo de Severo Ochoa y bioquímico, recuerda con felicidad cómo fue su primer contacto con el inglés al llegar a Estados Unidos en los años 50.

“Fue justo al desembarcar en el puerto de Nueva York. Le pregunté al Mozo que me ayudaba con las maletas cuanto se tardaba en llegar a Washington. ¡Que complicado para entender la respuesta que me dio el neoyorkino! Me dijo ‘There’s no distance in this country’ (no hay distancias en este país), pero no comprendí ni una palabra”, relata Grisolia. “como los jóvenes de ahora, también nosotros teníamos claro que para poder hacer ciencia se debe salir fuera de España”. No dejes que tu pequeño científico no sepa ingles, entra en nuestra web  y descubre la mejor forma.

La generación del profesor Grisolía no contaba con cursos para jóvenes y niños como los que ofrecen en Kids Us generación que tal vez fue una de las pioneras en la internacionalización de la ciencia española. Pero claro no fue ni será la última. Muchos más científicos han tenido experiencias similares varias décadas más tarde. “el inglés es la lengua vehicular de la ciencia, como antes lo fue el latín y por un periodo corto de tiempo lo fue el Francés, pero nunca lo ha sido el español. El dominio del inglés es de vital importancia para acceder a los resultados de investigaciones que se publican principalmente en inglés, y compartir los resultados de una propia investigación”, explicó Carlos Duarte, oceanógrafo de la Universidad King Abdullah de Ciencia y Tecnología de Arabia Saudita. “El inglés siempre ha sido una pieza fundamental en mi recorrido profesional, que sin ella jamás hubiese crecido en mi carrera científica internacional”, confiesa Duarte.

En el entorno de la investigación científica el inglés no solo es importante para trabajar en otros países.  “En el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) al menos el 50% de los investigadores en formación no son españoles. Vienen de países de todas partes de Europa, Estados Unidos, y de todas partes del mundo. Aunque en el CNIO se hablan muchas lenguas, el inglés es la lengua franca de la investigación.” Cuenta la directora del CNIO,  María Blasco.

“Todos los seminarios se hacen en inglés, las reuniones científicas son en Inglés, en inglés están todos los carteles del CNIO” explica también Blasco. “El CNIO es un centro de investigación que se encuentra en Madrid, pero es un centro internacional con investigadores de todas partes del mundo. La tarea de investigar ha de ser eficiente, no se debe tener fronteras y mucho menos lingüísticas, y por eso se ha determinado un idioma franco, que en este caso es el inglés”, resumió la directora.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *